Recuperadores de agua

El amoniaco tiene una gran capacidad para absorber humedad, es decir; agua. La presencia de agua en el NH3 hace que se requiera la necesidad de bajar la presión de evaporación en los equipos para conseguir la misma temperatura de evaporación y el mismo intercambio térmico, de esta forma se pierde rendimiento en la instalación. La pérdida de capacidad frigorífica se estima en un 1% por cada 1% de agua contenida en el amoniaco. Además, la presencia de agua en el NH3, degrada prematuramente el aceite, descomponiéndolo y aumentando la corrosión en el circuito.

5